viernes, 24 de enero de 2014

Siebentausendzweihundertsiebenundzwanzig, km.

No estaba muertaEstaba dormida.




Y así, me despertó.
Me revivió.