jueves, 29 de agosto de 2013

Setenta y cinco. Día setenta y cinco.

                                                      ¿Será que en el cielo hay skype?


Es que hasta en la distancia, y a través de una pantalla, tu sonrisa encantaba.


Qué falta me haces, Miguel Enrique. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario