miércoles, 3 de julio de 2013

Dieciocho. Día dieciocho.

Hoy me estoy dando cuenta de que el güebonsón aquel me dejó y no me dio chance de llorar, patalear, deprimirme porque estaba muy ocupada con lo de Mike y cuando al fín cai ¡pam! ya lo superé. 

Mira tú. Gracias.-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario