lunes, 22 de julio de 2013

1, 2, 3

La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida ¡ay, Dios!

Podria caer en Tanto nadar para morir en la orilla. Pero como lo más resaltante de tan inesperado evento es que soy una teenager, me gusta más reflejarlo en High School Musical y decir It's hard to believe, that I couldn't see. You were always right beside me.

No sé cómo, ni cuándo, ni por qué. 

¡Pero qué fino se siente!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario