martes, 27 de noviembre de 2012

Tal cual llegaste, ¿te vas?



¿Viste alguna vez My Sister’s Keeper? Bueno, tú llegaste a nuestra familia tal cual Abigail Breslin lo hace a la suya: Por un motivo bien establecido y con una función específica. A ti no hubo que hacerte múltiples operaciones para  llenar de esperanza de vida a alguien más, porque viéndote crecer, llenándote de hojitas y colores bastaba para sacarle una sonrisa a mi hermana.
         No digamos que fuiste comprada para llenar un vacio, querida Cala. Digamos que fuiste comprada para que te cuidaran como a una hija. Como a la Amanda que no ha llegado, como al Juan Pablo que nos dejó.
         Con detallitos simples como una hoja más verde, o una nueva florecita asomándose, fuiste llenando de alegrías a los habitantes del piso 4, es que incluso los vecinos se sintieron tus padrinos, aconsejando a tu mami y a tu papi sobre cuánta agua necesitabas.
         ¡Cuánta responsabilidad trajiste, Cala! ¡Con cuánto cariño se te ha tratado!

         Eres en parte responsable de la tranquilidad y esperanza que se respiran hoy en el 4B, ¿será que ya te sientes realizada y por eso quieres partir?
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario