martes, 15 de marzo de 2011

Reir para no llorar.

Lenni: Ayer estuve en casa de laquesezampóhacetiempoyahoraessumejoramiga. Está terminando con primoalquelevieroncaradegüevón.
Nina: ¿QUÉ? Esos panas tenian toda la vida. ¿Qué pasó?
Lenni: Cuatro años. La relación está como muerta. A ella se le acabó el amor. Y él no para de llorar desde el viernes.
Nina: Pobre. Yo sé lo que él siente.
Lenni: El es mi primo. Pero en este momento la entiendo a ella más que a nadie.
Nina: Fundemos clubes de ayuda/apoyo, pues.
Lenni: Ja. Bueno, y ella conoció a otro chamo que, casualmente se llama...
Mi Cabeza: Dime que se llama como tú y te mato, CDTM.
Lenni: ...Como primoalqulevieroncaradegüevón.
Nina: Achso! Pero es hasta práctica la cosa. Tanto tiempo diciendo el mismo nombre. Es más, hazme un cigarro mientras piensas a quien conoces que se llame Lennart, me lo piches y así nos terminamos de mandar al carajo.

1 comentario:

  1. ¡Crijto!
    Está mal reírme, perdóname.
    Un beso. Ya sabes lo que opino.

    ResponderEliminar