martes, 29 de junio de 2010

Eres mi duda constante

Hay tantas cosas que no entiendo,

No entiendo como llegamos a tener un país como el que tenemos
No entiendo que fue lo que paso con el dolor (Gracias a Dios)
No entiendo como aprendí a olvidar
No entiendo nada de alemán
No entiendo como no me puede preocupar no entender nada de alemán
No entiendo como llegué hasta acá
No entiendo un par de libros que están en mi biblioteca
No entiendo en que consiste la contaminación sónica
No entiendo -ni me importa- en que consiste la física
No entiendo que me hizo olvidar Medicina
No entiendo la manera de pensar del 99% de las personas que me rodean
No entiendo porque soy tan intolerante
No entiendo para que carajo tengo 4 cordales
No entiendo nada de CADIVI
No entiendo por que no estoy durmiendo
No entiendo por que nunca terminé de escribir este post
No entiendo por que no lo publiqué

Hay tantas cosas que no entiendo, muchas de ellas ni me importa entenderlas.
Hay tantas cosas que no entiendo.
Pero al que menos entiendo es a .
Y me importas una bola.
Ayúdame un poco, si?

viernes, 4 de junio de 2010

Me vuelves un lío

Me da dolor de cabeza la capacidad que tienes de desordenarme la vida en tan solo dos días. Cuando yo creo que todo tiene orden dentro de mi propio desorden, pues apareces a darle tu toque.
Lo malo no es que regreses a sabotearme mi tranquilidad, ya eso lo intentó hacer otro. Lo malo es que lo logras, como no lo logró aquel. Lo malo es que yo me deje, fatal.
Cuando al fin me siento bien por no estar involucrando sentimientos en mi desastre de vida, llegas tu a ponerme un pendón gigante en la cara que dice: Pues NO, ¡eres demasiado jeva!
Me alborotas la paz, los sentimientos, mis prioridades, mis planes. Me desajustas todo en un solo #finde. ¡El coño de tu madre! Me quedan solo 11 fines de semana acá y acabas de arrugar uno, #nohayderecho.
Reza por que yo le vea sentido alguno a este desastre el lunes.
Reza por que yo el lunes sienta que me hiciste este #finde algo mas llevadero.
Reza por eso, mientras yo rezo porque me revuelvas la vida entera y no solo un fin de semana.